Para vivir lejos de nuestro hogar, primero tenemos que definir qué es hogar, es un lugar donde te sientes seguro, apapachado, un lugar donde siempre llegarás y te recibirán con una sonrisa, un abrazo y seguramente con tu comida favorita; ahora, dejar eso, no es tarea fácil, pero es parte del proceso de la vida.

Bienvenido a esta nueva etapa de tu vida, a la cuál le llamamos responsabilidades y velar completamente por ti, podrá escucharse difícil, pero créanme que sí lo es, pero tranquilo! Solo al inicio porque estamos llenos de temores por que es algo nuevo, pero definitivamente es necesario para salir al mundo real, para apreciar, valorar lo que tenemos y aprender a ganarnos lo nuestro, lograr nuestros objetivos, metas de corto, mediano y largo plazo, superarnos a nosotros mismos, nuestras expectativas, para sentirnos orgullosos del potencial, inteligencia y virtudes que cada uno tiene.

Aquí les dejo algunos tips que yo he empleado en mi experiencia viviendo lejos de mi hogar.

Hay 4 cosas súper importantes cuando te mudas a otra ciudad a estudiar, bueno hay muchas, pero estas cuatro son las principales:

 

Dinero, tus papas te darán cierta cantidad de dinero al mes, es importante que administres tu dinero de una manera inteligente y eficiente. Hay distintas maneras o estrategias para hacer que tu dinero te rinda. ¡Crea un menú de tus comidas, el cuál te servirá para generar una lista de súper a la semana o cada quince días, asegúrate de aprovechar bien tu dinero, pero no te preocupes!  el primer mes seguramente necesitarás más dinero, es normal, ya que estamos adaptándonos a este nuevo estilo de vida y conociendo los gastos de diario. A medida va pasando el tiempo te vas convirtiendo más y más sabio en cómo administrar tus bienes, dosificando de la manera correcta tu dinero.

 

Amistades, este es uno de los más importantes, siempre he dicho “nada mala nos pasa por gusto o por andar en cosas buenas”, es decir mucho de lo que hagas en la universidad será influenciado por la gente con la que te rodeas, en pocas palabras tus amigos y con qué tipo de personas te juntas, no es malo ir de vez en cuando a fiestas, es parte igual de conocer e integrarse, pero recuerda que las fiestas no son prioridad, recuerda siempre tus objetivos que quieres alcanzar, y en el estudio está la respuesta, concéntrate, aunque muchas veces sea agobiante, cansado, RECUERDA enfócate hacía donde quieres llegar y que tienes que hacer para alcanzarlo, uno nunca termina de aprender.

 La universidad es lo más enriquecedor que nos han regalado nuestros padres.

 

Transporte, es importante siempre saber en dónde estás, geográficamente hablando, recuerda que estás en una ciudad la cual no conoces, te recomendamos contratar un servicio de transporte para llegar puntual a la universidad o Uber es buena opción para transportarse de vez en cuando, pero aun así no te fíes de las tarifas de este, a veces estará extremadamente caro, en general trata de evitar eventos o actividades que estén un poco apartadas de la zona donde tú vives o trata de conseguir “ride” de tus compañeros que tengan carro.

 

Enfermedades, recuerda que no estas con tus padres, ni cerca de tu doctor familiar para que te cheque, así que tendrás que anticipar enfermedades poniéndole debida atención e identificar ciertas conductas que pasan y se desarrollan en tu cuerpo, así de esa manera sepas los síntomas antes de que te enfermes y puedas combatirlos, en lo general es, ponerle un poco más de atención a nuestra salud y identificar que lo provoca y evitar así esos catalizadores.

 

© 2018 Campus Residencias Universitarias